Colores del Norte, Galicia


Colores del Norte. Tan intensos que parecen de mentira. Es lo que tiene la lluvia, la tierra fértil.

A todos nos encanta viajar y descubrir sitios. Pero no siempre hace falta irte a sitios nuevos y lejanos, para disfrutar y fijarte en la belleza de las cosas. A veces, es mejor ir al sitio de siempre y mirarlo con ojos nuevos. Redescubrir sitios. Un ejercicio para el alma.

Eso me pasa a mí en el Norte y sus colores. Hoy no voy a hablar mucho porque con el color, más vale una imagen que mil palabras.

carmina baker colores del norte coruña 1

Todo aquí es intenso: la lluvia, la vegetación, las playas, las tormentas, los colores, el olor a mar… qué maravilla de intensidad.

carmina baker colores del norte coruña paisajes

carmina baker colores del norte coruña bosque

carmina baker colores del norte coruña paseo

carmina baker colores del norte coruña paseo maritimo

carmina baker colores del norte coruña playa gandario

carmina baker colores del norte coruña playa gandario rocas

carmina baker colores del norte coruña  gallego

carmina baker colores del norte coruña amaneceres gallegos

carmina baker colores del norte coruña sada

carmina baker colores del norte coruña pazo

Y también esos colores los encuentras en su comida

carmina baker colores del norte coruña frutos del bosques

carmina baker colores del norte coruña langostinos

carmina baker colores del norte coruña percebes

carmina baker colores del norte coruña huevos

Mar del Norte

Y su mar, imprescindible. El mar, el cielo y la playa se vuelven de un sólo color.

carmina baker colores del norte coruña playa gandario tormenta plata

carmina baker colores del norte coruña playa gandario tormenta

El mar – Pablo Neruda

NECESITO del mar porque me enseña:
no sé si aprendo música o conciencia:
no sé si es ola sola o ser profundo
o sólo ronca voz o deslumbrante
suposición de peces y navios.
El hecho es que hasta cuando estoy dormido
de algún modo magnético circulo
en la universidad del oleaje.
No son sólo las conchas trituradas
como si algún planeta tembloroso
participara paulatina muerte,
no, del fragmento reconstruyo el día,
de una racha de sal la estalactita
y de una cucharada el dios inmenso.

Lo que antes me enseñó lo guardo! Es aire,
incesante viento, agua y arena.

Parece poco para el hombre joven
que aquí llegó a vivir con sus incendios,
y sin embargo el pulso que subía
y bajaba a su abismo,
el frío del azul que crepitaba,
el desmoronamiento de la estrella,
el tierno desplegarse de la ola
despilfarrando nieve con la espuma,
el poder quieto, allí, determinado
como un trono de piedra en lo profundo,
substituyó el recinto en que crecían
tristeza terca, amontonando olvido,
y cambió bruscamente mi existencia:
di mi adhesión al puro movimiento.

 *

Si puedes, visita la Costa da Morte. Desde la antigüedad ha sido famosa por las leyendas de naufragios que la rodean. Qué miedo… pero de belleza inigualable de este paisaje natural.

playas de Coruña

costa da morte galicia#esemar

Gracias por estar ahí,

Carmina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s